The Jane Austen book club

No alcanzo a comprender cúal es la motivación que tienen las distribuidoras en España al “adaptar” los títulos de las películas a la hora de traducirlos al castellano. Esa manía de reinterpretar el título -¿Porque no queda bien en nuestro idioma?-, eliminando por completo el sentido original, por no hablar de los que directamente están mal traducidos… La cuestión tiene tanta miga que incluso hay un blog dedicado a los fiascos de la industria -muy interesante, por cierto 😉  -.

“Conociendo a Jane Austen” es uno de esos desastres. Del original “The Jane Austen
book club”, fácilmente traducible a “El club de lectura de Jane Austen”, a algo que poco que tiene que ver con la trama, ya que no se trata de conocer a la novelista, sino de sumergirse en su obra, descifrar los entresijos de sus historias, analizar sus personajes y las sensaciones que producen y encontrar, como en  todo club de lectura que se precie, los paralelismos con sus propias inquietudes. La obra de Austen no es sino un pretexto para ahondar en la vida de los miembros del club.

Rodada con un escaso presupuesto en sólo un mes, su directora, Robin Swicord, quiso que en esta adaptación el protagonismo recayera en sus actores y la química entre ellos traspasara la pantalla.

      

Así, seis personas, durante seis meses, leerán las 6 obras publicadas de Austen y se reunirán 6 veces para comentar sus impresiones. El resultado, 6 vidas cuyas historias se van tejiendo a medida que avanzan los meses. Una historia sencilla, sin más pretensión que la de observar por una pequeña ventana las emociones humanas, ésas que tan bien supo describir en su día la propia Jane Austen.

Forman el club Bernadette (Kathy Baker), ingeniosa y entusiasta, que ha caído tantas veces en las redes del amor, ¡6 matrimonios!, como su amiga Jocelyn (Maria Bello) lo ha evitado. Sylvia (Amy Brenneman), la mejor amiga de Jocelyn, cuya vida se derrumba tras abandonarla su marido, Daniel (Jimmy Smits), por una compañera de trabajo. Allegra (Maggie Grace), la hija de ambos, alocada y amante de los deportes de riesgo, se une al club para apoyar a su madre. Prudie (Emily Blunt) es una joven profesora de francés recién casada, cuya fragilidad conmueve a Bernadette, y, por último, Grigg (Hugh Dancy), un atractivo informático, a quien Jocelyn conoce casualmente e invita al club para que sea un “entretenimiento” para Sylvia.

Un grupo tan heterogéneo que, de cualquier otra forma, nunca se hubiese reunido es lo que hace de esta historia algo especial, cercano y entrañable. Te cautivarán desde el primer minuto el humor de Bernadette, el dolor de Sylvia, la fingida seguridad de Jocelyn, toda una Emma contemporánea, la espontaneidad de Allegra, la ternura de Grigg y la confusión de la pequeña Prudie.

Más información| Web oficial. Visítala, tiene una presentación original y muy de época.
Puedes encontrar la novela original, de Karen Joy Fowler, en Fnac. Todas las fotos se han obtenido en Orange cine.

El hombre que amó a Jane Austen

Sally Smith O´Rourke se estrena en la novela romántica con este título y su debut no podía ser mejor. Confieso que, como adoradora de Jane Austen, desde que supe de su publicación, sentí unas inmensas ganas de poseerla. La idea, cuando menos, era original: partir de la premisa de que Fitz Darcy, de Orgullo y prejuicio, existió en realidad y que Jane estuvo enamorada de él. Un inicio de lo más prometedor…

Todo comienza cuando Eliza Knigh, una artista que se gana la vida vendiendo sus obras en internet, compra un antiguo tocador. En su interior, descubre unas cartas escondidas, una dirigida a Jane Austen, escrita por un tal ¡Fitz Darcy! La otra, aún cerrada, es de la propia Jane… Semejante hallazgo empuja a Eliza a investigar sobre la autenticidad de las cartas y si, increíblemente, Fitz Darcy fue alguien real, a pesar de las reticencias de su práctico (y aburrido) novio,  Jerry.

En su búsqueda de la verdad, contactará con Fitzwilliam Darcy, un atractivo y adinerado sureño, obsesionado con todo lo que tenga que ver con Jane Austen,  quien, por alguna extraña razón, quiere conseguir esa carta como sea…

Haciendo balance, es una novela entrañable. Eliza es muy cercana, te identificas con ella desde la primera página. En cuanto a Fitz, es imposible no sentirse atraída por él, todo un príncipe azul! La trama se desarrolla de tal manera que no puedes dejar de leer, intentando descubrir el misterio.

Sally combina con maestría los saltos en el tiempo, por lo que disfrutarás tanto si te gustan más las novelas románticas históricas, como si prefieres las contemporáneas. Sin embargo, como punto negativo, en algunos momentos de la parte contemporánea, los diálogos me parecieron flojos, excesivamente perfectos, incluso diría que estereotipados, tal como si la autora escribiese lo que se espera de una novela romántica. Ésto no empaña el resultado final, una novela con encanto para soñadoras.

Si eres entusiasta de Jane Austen, te hará soñar, una vez más con Darcy. Si, por el contrario, no has leído nada suyo, desearás devorar sus obras una tras otra. En cualquier caso, será tu primera novela de Sally Smith, pero no la única…

Puedes conseguirla por 14,50€ en la tienda online de Titania.